EL SUBMARINO ORP ORZEL


El submarino Orzel (Águila en polaco), fue encargado a Holanda en 1936, diseñado por ingenieros polacos y construido en el astillero de Vlissigen.
En febrero de 1939 arribó al puerto polaco de Danzing y se le incorporó una placa con la siguiente leyenda: “Orzel zostal wybudowany ze skladek spoleczenstwa polskiego na Fundusz Obrony Morskiej”, que significa: “Orzel fue construido por el aporte del pueblo polaco para el Fondo de Defensa del Mar”.
Al estallar la Segunda Guerra Mundial, el Primero de Septiembre de 1939, el submarino se incorporó al la operación “Worek” (Bolsa en polaco), el Plan de Defensa Costera de Polonia.
En los primeros días de combate el submarino fue atacado en numerosas oportunidades por aviones de la Fuerza Aérea Alemana sin que esta lograra infligirle daños.
El día 13 de septiembre cayó enfermo el comandante (Henry Kloczkowski) y por otra parte comenzó a fallar el sistema hidráulico de la nave.
El Comando de la flota polaca ordenó al submarino llevar a su capitán a un puerto neutral y Kloczkowski eligió el de Tallín en Estonia.
El día 15 al arribar a destino el capitán fue llevado a un hospital, pero a pesar de que Estonia era un país neutral decidió internar la nave, seguramente por presiones alemanas y de la Unión Soviética y esta comenzó a ser desarmada.
Fue entonces que el nuevo comandante Jan Grudzinski con el acuerdo de la tripulación decidieron fugarse.
En la noche del 17 al 18 la tripulación redujo a los guardias Estonianos que custodiaban la nave, un marinero corrió con un hacha hasta donde se encontraban los cables eléctricos que alimentaban la dársena y un certero hachazo bastó para dejar en penumbras la base, otro cortó las sogas que amarraban el barco, Grudzinski gritó: “A toda máquina”.
El submarino se movió unos metros pero encalló, seguidamente una lluvia de proyectiles fue disparada hacía la dirección por la que huía la nave, ametralladoras pesadas, cañones de 150 y 200 mm abrieron fuego, la noche se convirtió en día. Finalmente la tripulación logró maniobrar y el submarino se sumergió.
Orzel se encontraba en una situación muy difícil: lo perseguían la Armada Alemana, la Rusa y la Estoniana.
Además en el puerto de Tallín le habían quitado la cámara de su cañón y 16 de sus 20 torpedos así como también fueron retiradas las cartas de navegación.
No obstante a todo ello el día 18 Orzel logró perder a sus perseguidores.
La tripulación entonces fue acusada de asesinar a los guardias estonianos y de haber torpedeado varios barcos mercantes que estaban en las cercanías.
Afortunadamente, gracias a la pericia de los oficiales Mokrski y Pierzchlewski se pudieron improvisar cartas de navegación y el día 20 la nave alcanzó el Golfo de Gotland.
Allí Grudzinski decidió liberar a los guardias estonianos dándoles el único bote salvavidas que poseía la nave, además de comida y vodka. Ellos agradecieron el buen trato recibido por parte de la tripulación polaca.
Antes de partir (como se suponía que los guardias estonianos estaban muertos según la propaganda alemana), Grudzinski, les dio 50 dólares a cada uno para que pudieran volver a su patria y les dijo:
“Pamiejtajcie ze z zaswiata nie wypada wracac gorsza klasa niz pierwsza”, que significa: “Recuerden que no queda bien volver del otro mundo (se refiere a volver de la muerte), en otra clase que no sea la primera”.
El 14 de Octubre Orzel se aproximó a la costa Británica e irradió el siguiente mensaje: “Beg permission entrance and pilot, but have no kart, Orzel”. Que significa: “Solicitamos permiso para entrar y un piloto, ya que no poseemos
cartas de navegación, Orzel”. En Inglaterra el submarino fue recibido con todos los honores y Grudzinski recibió una condecoración de manos del Rey Jorge Sexto.
El submarino paso a integrar la Fuerza Naval Combinada Anglo Polaca y le fueron encomendados distintos patrullajes.
El día 8 de Abril de 1940 Orzel divisó al barco de transporte de tropas alemán Río de Janeiro quien llevaba soldados para la invasión de Noruega. Según la ley internacional le dio la orden de alto, pero este la desoyó y pidió ayuda.
A las 12,05 Orzel disparó el primer torpedo.
Al poco tiempo un avión de la Fuerza Aérea Alemana atacó al submarino y este disparó a las 13,15 un segundo torpedo.
En la batalla por Noruega Orzel hundió otros 2 barcos alemanes más. El día 18 de Abril la tripulación del submarino fue felicitada por el Comandante de la Segunda Flotilla de Submarinos Británica Capitán Stephens. “Very Good Orzel, very good”, “Muy bien Orzel, muy bien”.
El día 2 de Mayo Orzel fue enviado a su última misión.
A partir del día 25 de Mayo de 1940 no hubo mas noticias de él, se cree que naufragó después de chocar con un campo de minas, plantadas por los ingleses o por otro plantado por los alemanes.
Numerosos leyendas se tejieron acerca de la suerte del submarino y de su tripulación.
Durante el Levantamiento de Varsovia un soldado alemán que fue parte de la tripulación del Río de Janeiro (uno de los barcos hundidos por el submarino), dijo haber visto a sus tripulantes tomados prisioneros en el puerto de Danzing.
También se corrieron rumores de que la nave fue capturada por los alemanes, sus tripulantes fusilados, y el submarino hundido porque ellos creían que esta nave solo combatiría para los polacos pero nunca contra ellos.
Se erigió un monumento en honor al submarino Orzel y a su tripulación en la ciudad de Lillesand Noruega y otro en Tallin Estonia. El submarino nunca fue hallado y se supone que sus restos descansan en algún lugar del Mar del Norte.

                                                                                                                                 Andrés Chowanczak 
Notas

ORP: (Okręt Rzeczypospolitej Polskiej) Buque de la República de Polonia, (denominación de los buques de guerra polacos).

 
Powered by FerozoSiteWeb hosting de Dattatec